Viaja a Egipto con Rift Valley

Viajar a Egipto

Viajar a Egipto es sumergirse en la civilización faraónica, una de las más importantes e impactantes de la Humanidad. Tierra soñada, milenaria y llena de cultura. Egipto nunca deja de sorprender ya que está cargado de exquisitas bellezas históricas y naturales. Pirámides, tumbas y templos son sólo algunos de sus tesoros. Egipto no deja indiferente al viajero ya sea por su riqueza arqueológica, por su luz o por el deleitable y deseoso placer de contemplar el Nilo.

Razones para viajar a Egipto

  • Pirámides de Guiza.
  • La necrópolis de Saqqara.
  • El Valle de los Reyes y de las Reinas.
  • Tumbas y templos de una civilización antigua y milenaria.
  • Desierto Blanco y Negro.
  • Oasis de Siwa y Oasis del Fayum.
  • Uadi el-Hitan (o “Valle de las Ballenas”).
  • El Nilo.
  • Museo Egipcio del Cairo.
  • Mercados cairotas.
  • Alejandría, la ciudad que fundó Alejandro Magno.
  • Abu Simbel.
  • Monasterios coptos.

Toda la información necesaria para viajar a Egipto

Visado

Lo más práctico es comprarlo en el aeropuerto de llegada, en cualquiera de los puntos de entrada del país. El pasaporte debe tener una validez de al menos 6 meses.

Moneda

Libra Egipcia
La Libra egipcia (al-Gunaih al-Maṣrī) es la moneda legal actual de Egipto. La libra se divide en 100 piastras (qirsh), o 1.000 milliemes (mallim).

Sanidad-Vacunas

No es necesario ningún tipo de vacunación.

Festividades

La religión marca el acontecer diario de Egipto y demás países árabes. Egipto observa escrupulosamente la ley coránica en todas las épocas del año y en cada día de la semana. Debemos tener en cuenta el mes de Ramadán (consultar calendario): los musulmanes se entregan con entusiasmo a un sinfín de actividades (salen de noche, comen en la calle… y sobretodo, trabajan poco durante la jornada diurna).

Clima

Recomendable viajar durante cualquier época del año (temporada alta de turismo entre octubre y marzo).

Pirámides de Guiza
La perfección en el diseño y construcción de pirámides alcanzó su cenit con la edificación, hacia el año 2650 a.C., de las famosas pirámides de Guiza de los faraones Quéops, Quefrén y Micerinos. La de Quéops, con una altura de 146,5 metros es la pirámide más grande de Egipto y la única de las consideradas Siete Maravillas del Mundo Antiguo que aún se conserva de pie.

Necrópolis de Saqqara
Extensa necrópolis con importantes restos arqueológicos: desde la primera pirámide construida en piedra del faraón Dyesert, hacia el año 2750 a.C.; pasando por las mastabas de los nobles del Reino Antiguo con ricos relieves y pinturas en su interior; hasta catacumbas repletas de animales sagrados momificados.

Valle de los reyes
Uadi Biban el Moluk –más conocido hoy día como el Valle de los Reyes- despierta el interés y la imaginación de innumerables visitantes porque se trata del valle que acoge las tumbas totalmente decoradas de los faraones del Reino Nuevo (c. 1550-1085 a.C.). Aquí se halla la famosa tumba de Tutankhamón, descubierta intacta en 1922 por Howard Carter, pero también están las tumbas de los faraones Seti I, Ramsés II, Tutmosis III, etc.

Deir el-Medina
Se trata del poblado donde vivieron los obreros egipcios que trabajaron sin descanso para construir las tumbas de sus faraones en el Valle de los Reyes. Todavía se pueden ver las casas y visitar las tumbas de estos trabajadores de una extraordinaria belleza y construcción.

Templo funerario de Hatshepsut
De entre los templos funerarios que se erigieron en el Antiguo Egipto, probablemente el que más sobresale de ellos es el que se construyó para la mujer faraón Hatshepsut (c. 1450 a.C.). Se trata de uno de los panoramas más memorables de Tebas, un edificio que se alza en terrazas para unirse al acantilado. Juntos, montaña tebana y templo funerario forman una pareja perfecta: la una hace destacar al otro.

Tumba de los nobles
Miles de tumbas de nobles del antiguo Egipto se localizan en la necrópolis tebana aunque solamente 19 estén abiertas al público. Las paredes ricamente decoradas de estas tumbas son un buen muestrario de lo que fue el arte egipcio durante el Reino Nuevo (c. 1550-1085 a.C.)

Medinet Habu
Medinet Habu, en Tebas Oeste, es uno de los templos funerarios egipcios más interesantes y mejor conservados. Fue construido para el faraón Ramsés III -Dinastía XX- y el recinto alberga varios monumentos decorados con hermosas escenas e inscripciones. Todavía conserva gran parte de los brillantes colores originales, lo que permite a sus visitantes hacerse una idea de lo que debía ser el templo en origen.

Colosos de Memnón
Las estatuas colosales del faraón Amenhotep III –más conocidas hoy en día como “los colosos de Memnón”- fueron talladas en piedra y son la muestra de uno de los mayores proyectos supervisados por Amenhotep hijo de Hapu, el extraordinario y sorprendente arquitecto real de la corte de la época, cuya brillante carrera terminó llevando a su posterior deificación.

Templo de Karnak
Karnak constituye, sin margen de duda, el complejo cultual más importante y monumental de Egipto (Tebas Este). Fue consagrado a la tríada tebana: Amón, Mut y Jonsu. Exuberantes constructores, todos los faraones del Reino Nuevo (c. 1550-1085 a.C.) sin excepción edificaron o dejaron por lo menos su nombre en Karnak.

Templo de Edfú
Se trata de un templo construido en Época Ptolemaica (año 237 a.C.) y consagrado a la divinidad Horus. El contenido de los relieves del templo constituye una rica fuente de información, que muestra cómo funcionaba el templo y la vida de los sacerdotes.

Templo de Kom Ombo
Por su bello emplazamiento, al templo de Kom Ombo se suele llegar por el Nilo y se visita de noche. Se trata del mayor y mejor conservado templo ptolemaico de Egipto.

Abidos
En la antigüedad, Abidos pasó a ser considerado como el lugar de enterramiento del dios Osiris y se celebraron importantes ceremonias religiosas para conmemorar su muerte y renacimiento en el Más Allá. Durante décadas, los peregrinos llegaban en gran número para realizar ofrendas, erigir estelas y construirse una tumba o un cenotafio. El edificio más famoso de Abidos en la actualidad es el elegantemente decorado templo de Seti I.

Abu Simbel
Los templos nubios y excavados en la roca de Abu Simbel son de un interés arqueológico extraordinario. Aquí se unen perfección y belleza. Fueron construidos bajo las órdenes de Ramsés II –el Grande- para glorificar su persona y a su querida esposa Nefertari.

Oasis de Siwa
El Oasis de Siwa, situado en el desierto de Libia, no solo es bello sino que tiene un importante interés histórico. En él se erigió un templo consagrado a Amón y durante su visita, Alejandro Magno consultó el oráculo que le confirmó que era un ser divino y el legítimo faraón de Egipto.

Uadi el-Hitan
Uadi el-Hitan, o “Valle de las Ballenas”, en el desierto occidental de Egipto, contiene importantes restos de fósiles marítimos, incluidos los antepasados de los cetáceos modernos.

Desierto Blanco y desierto negro
A medio camino entre el oasis de Dakhla y Bahariya, se halla el desierto blanco salpicado por enormes formaciones de roca cretácica que se han formado como resultado de tormentas de arena ocasionales en la zona. Un lugar ideal para viajes de campamento. Pero el desierto blanco, está acompañado no muy lejos del desierto negro, al sur del oasis de Bahariya y al norte del oasis de Farafra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies