Viajar a Sudán

Tierra de los Faraones Negros

La tierra del antiguo reino de Kush, el hogar del pueblo nubio, un inmenso desierto cortado por las aguas del Nilo, una joya etnográfica y arqueológica en el corazón de África.

Viajar a Sudán es la excusa perfecta para seguir el rastro de civilizaciones milenarias y dar un paso más allá en la búsqueda de los secretos de la cultura egipcia.

Bajo la fuerza de las tormentas de arena, conocidas como haboob, conjuntos arqueológicos de incalculable valor han resistido al paso del tiempo. Las pirámides de Meroe dieron sepultura a alguno de los reyes kushitas. En la región de Kerma aún se conservan los vestigios de tumbas con más de 6.000 años de antigüedad y las deffufas, dos grandes edificaciones de adobe que sirvieron como templo para su ciudad.

La impronta de la antigua arquitectura egipcia ha quedado grabada para siempre en el paisaje a través del inmortal Templo de Soleb, construido durante el reinado de Amenhotep III (c. 1390-1352 aC), o del templo al dios Amón en Djebel Barkal.

Yacimientos que resplandecen en un país habitado por etnias, que ven el desierto como un paraíso desde el que mantener un pulso contra la modernidad.

Masalits, rashaidas, nubios, baggaras y otros muchos pueblos beduinos, recorren las dunas a lomos de sus camellos, cuidando del ganado con el que comercian para mantener a sus familias. Seres humanos de un tiempo pasado, que conservan estilos de vida propios de los antiguos reinos de Nubia. Dispuestos a seguir las aguas del río más largo del mundo cuyas versiones azul y blanca se dan la mano en Jartum, capital del país, lejos de las bellas costas del mar Rojo. El reclamo internacional para aquellos amantes del buceo, que sueñan con nadar entre tiburones y fotografiar pecios misteriosos.

Bienvenidos al país en el que la música adlayib marca el ritmo de la vida al son de las cuerdas del tradicional tambur.

Bienvenidos a Sudán.

mapa de Sudán

Rutas y salidas programadas

Información práctica de Sudán

Mejor época para viajar a Sudán

La mejor época para viajar a Sudan es de enero a marzo y de octubre a diciembre, para evitar las altas temperaturas que pueden alcanzarse en verano, que pueden llegar a 43º.

Sanidad - Vacunas

No es obligatoria ninguna vacuna para viajar a Sudan, no obstante Rift Valley aconseja asesorarse por los centros internacionales de vacunación antes de iniciar el viaje.

Visados

Es necesaria una carta de invitación para poder obtener el visado a la llegada en el aeropuerto. El pasaporte debe tener una validez de al menos 6 meses.

Moneda

La moneda de Sudan es la Libra Sudanesa (SDG). Es conveniente cambiar a moneda local puesto que no se admite el uso de tarjetas de crédito extranjeras en todo el país.

Etnias de Sudán

etnia masalit

Etnia masalit

Localizados mayoritariamente al este de Chad, concretamente en el distrito de Adre, los masalit llegaron hasta estas tierras procedentes de Túnez. Habitantes...

nubia girl

Nubios

Sudán del Norte es, ante todo, el país de la etnia de los Nubios, un pueblo de origen nilo-saheliano que lleva cultivando...

Lugares de interés de Sudán

Parque Morgan

Una de los fenómenos naturales que puede contemplarse en Khartoum, la capital sudanesa, es la maravillosa confluencia del Nilo Azul (que proviene de Etiopía) y el Nilo Blanco (que nace en África central, en la región de los Grandes Lagos) para fluir juntos por el desierto en dirección a Egipto.

Tercera Catarata del Nilo

Cerca de Tombos, un tramo del río se transforma en aguas bravas y se parece más a rápidos que a las tranquilas aguas que estamos acostumbrados del Nilo. En dicha catarata pueden observarse la formación de pequeños islotes rocosos y piedras que salen del lecho del Nilo.

Desierto de Bayuda

En él pueden observarse paisajes de ensueño, con preciosas y espectaculares dunas de arena. Este desierto es parte de la ruta tradicional de 40 días de las caravanas de camellos que van en dirección a Egipto, de manera que, es posible cruzarse con caravanas durante su recorrido y hasta encontrarte esqueletos enteros de camellos dispersos por la arena del desierto.

Pirámides de Meroe

Los soberanos meroíticos (c. 300 a.C.-350 d.C.) se hicieron enterrar en la necrópolis muy próxima a la antigua capital de Meroe. Bellas estructuras piramidales –profusamente egiptizadas- desconciertan al viajero. El acceso a las cámaras funerarias se realiza mediante una escalera excavada en la roca y oculta bajo la arena. En las pirámides de Meroe vemos la marcada influencia egipcia en cuanto a las prácticas y rituales funerarios, así como en la decoración de las capillas.

Dyebel Barkal (Karima)

La antigua ciudad de Napata fue la primera capital del Reino d Kush y estuvo directamente asociada al gran oráculo y santuario de Amón situado a los pies de la “Montaña Pura o Sagarada” de Kush o Dyebel Barkal (entre la tercera y la cuarta catarata). El mito cuenta, que la cobra Ureus egipcia protectora de los antiguos faraones egipcios salió de esta montaña sagrada, hecho por el cual, Dyebel Barkal se convirtió en lugar de peregrinación ya en la antigüedad. Dyebel Barkal cuenta con los restos de 13 templos, 3 palacios y un grupo de pirámides meroíticas.

Necrópolis de El-Kurru y Nuri

El-Kurru fue el lugar de enterramiento napatiense más temprano (c. 900-650 a.C.), en donde se descubrieron las tumbas de los antecesores de los reyes de Napata. Allí, el viajero puede acceder al interior de alguna de sus tumbas, y contemplar los bellos relieves y pinturas que aparecen en los muros de las cámaras funerarias. Posteriormente, el faraón Taharqa trasladó e inauguró la necrópolis real de Nuri, donde todavía hoy día pueden contemplarse sus pirámides.

Defuffa en Kerma

Enorme estructura de adobe de 19 metros de altura con escaleras que conducen a la cima, el “Defuffa occidental”, que fue el principal complejo religioso del Reino de Kerma. El complejo, que se halla rodeado de las estructuras de talleres, edificios públicos, palacios y casas, combina la arquitectura egipcia y Nubia.

Grabados rupestres

En Sebú se pueden contemplar unos grabados rupestres considerados de los más ricos de todo Sudán. En ellos se puede observar una rica fauna animal y la representación de unas embarcaciones que muestran la importancia que para los autóctonos tuvo el hecho de dominar el Nilo ya desde la antigüedad.

Templo de Amenhotep III en Soleb

En Soleb, Amenhotep III erigió un importante templo consagrado a la divinidad egipcia Amón para mostrar su enorme poder. El de Soleb es considerado para muchos el más bello de los templos egipcios erigidos en Sudán.

Parques Nacionales de Sudán

Razones para viajar a Sudán

  • Inmersión en la antigua civilización “kushita”.
  • Dormir frente las pirámides de Meroe.
  • Ver las Cataratas del Nilo en su estado puro y salvaje.
  • Contemplar el templo de Amenhotep III en Soleb, ausente de turistas.
  • Visitar templos consagrados al dios egipcio Amón.
  • Pirámides de adobe y piedra repartidas en distintas necrópolis.
  • Ver el amanecer y atardecer en Dyebel Barkal, la montaña sagrada.
  • Recorrer el Desierto de Nubia y el de Bayuda y contemplar desde allí noches estrelladas.
  • Museo Arqueológico Nacional de Khartoum.
¿Quieres saber más?

Te ofrecemos asesoramiento especializado ¡infórmate sin compromiso!

    Contacto

    Rellena el siguiente formulario y te responderemos a la mayor brevedad posible.

      Abrir chat
      1
      Hola, ¿necesitas ayuda?
      Hola soy Tomás de Rift Valley Expeditions
      ¿En qué puedo ayudarte?