Etnia curoca, mucuroca o cuanhoca

La etnia curoca recibe su nombre del río que recorre el valle en el que habitan, el valle de Kuroka. Un ecosistema en el que a día de hoy, resulta imposible encontrarse con ningún depredador pero que antaño fue el hogar de temidas poblaciones de leones. La pesadilla de muchos pastores del continente africano.

Se hacen llamar a sí mismos los ova-mbundia y los primeros datos históricos apuntan a que llegaron hasta el sur de Angola en el siglo XVI. Cuentan los escritos que por aquel entonces salían de los bosques para recorrer las arenas de las playas en busca de peces y cetáceos varados en las costas. Se alimentaban de lo que encontraban y construían sus hogares empleando costillas de ballenas cubiertas con algas. Eran conocidos por el resto de etnias como los kwissi, aquellos que no tienen nada.

Antaño fueron cazadores-recolectores, sin embargo hoy se dedican fundamentalmente a la ganadería de subsistencia. Vacas, cabras y ovejas de las que obtienen leche y carne que les permiten salir adelante. Un modo de vida que les obliga a permanecer en constante movimiento en busca de pastos y a trasladar sus hogares, llamados sambo, entre 3 y 4 veces al año. 

Una vida seminómada en la que ya no temen a aquellos leones de los que huían sus ancestros pero en la que la modernidad ha empujado a su cultura hacia un destino incierto.

Contacto

Rellena el siguiente formulario y te responderemos a la mayor brevedad posible.

    Abrir chat
    1
    Hola, ¿necesitas ayuda?
    Hola soy Tomás de Rift Valley Expeditions
    ¿En qué puedo ayudarte?