Etnia kongo

Afincados al suroeste del país, esta etnia habita en la región fronteriza entre la República Democrática del Congo y Angola. Son los pobladores originales del territorio que hoy ocupa la ciudad de Kinshasa y los habitantes con los que Henry Morton Stanley se encontró antes de fundar Leopoldville.

Creen en un dios supremo llamado nzambi, conocido por todos como el creador de la luz. El artífice del arcoíris, el encargado de iluminar el cielo y de anunciar el inicio y el final del día. Una deidad muchas veces venerada a través de las figuras nkisi. Un tipo de arte escultórico con el que crean apariencias humanas mediante el empleo de trozos de chatarra, maderas y clavos. Un patrimonio cultural al que hay que sumar sus grandes habilidades como artesanos de instrumentos musicales y de la alfarería.

Los Kongo creen que el más allá, el mundo de los muertos, está representado por un universo inverso al nuestro. Un lugar en el que la noche es el día y el día la noche. Un espacio lejos de la tierra firme, en el que los antepasados fallecidos habitan en las profundidades del mar. Espíritus con los que solo puede contactar el nganga, hombre medicina de la etnia, que se comunica con las deidades con la finalidad de ofrecer remedios curativos.

Descargar itinerario

Introduce los siguientes campos para poder enviarte el programa completo:

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Valor seleccionado: 0
Solicitar información
Abrir chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Hola soy Tomás de Rift Valley Expeditions
¿En qué puedo ayudarte?