Toni Espadas, el hamer de los ojos claros

La estancia huele a humo, humanidad y cabra. En la orilla interior de la cabaña, una anciana hamer ofrece media calabaza al farenji. El extranjero sorbe el interior del recipiente, saboreando el líquido amargo y torciendo el gesto. “Otro cafetito hamer”, dices para tus adentros. Con su pantalón corto, chanclas de río, la camiseta negra y las gafas de sol enclaustradas en el pelo rizado, Toni disfruta de la escena como nadie. Como siempre. Como cada vez que doblabas el lomo para entrar en las estrechas casitas de los hamer, en Etiopía. Porque eras uno de ellos, porque eras el hamer de los ojos claros.

El tuyo fue un amor a primera vista. Por África. Por Etiopía. Por los hamer. 

Pero volvamos atrás. Todavía recuerdo el día que nos conocimos. Oriundos ambos de una urbanización de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), en un lugar conocido como Ciutat Jardí La Florida. Con unos 12 años, en una asfixiante tarde de agosto, y con un amigo en común, nos juntamos para jugar un partido de fútbol en un secarral rodeado de campos de trigo. Allí estaban los que a la postre serían amigos de por vida. Franchu, Javi, Antonio y el propio Toni (o Antoñito), entre otros. Con el tiempo, el grupo se ampliaría con Bernat, Jaime, Adolfo… y un largo etcétera.

Toni Espadas África

Las tardes de verano dieron paso a excursiones, primero, y ascensiones al Pirineo catalán, después. Con la “colla” organizamos el Centre Excursionista L´Isard La Florida, fruto de esa pasión por el alpinismo. Esquí de montaña, escalada o trekking formaban parte de estas aficiones; aunque no tú no cejabas en el empeño de hacer fotografías y estudiar a los animales de cerca. Teníamos una manera muy peculiar de recaudar fondos para nuestros proyectos, a través de la Festa Major del barrio y de otros eventos.

Pronto, los fines de semana a Aiguafreda (porque era donde nos llegaba el tren) o una Semana Santa al refugio de Colomina, se quedaron cortos. El mundo en general y África en particular pedían paso. Empezaron los primeros viajes con el dinero de ese empleo de la carnicería familiar. Marruecos, India, Venezuela, Malí…

Montaña y viajes eran tu vida. Por eso cambiaste profesionalmente de tercio y, con otro amigo de la infancia, Francesc, fundasteis la tienda de montaña Vèrtic. Cada uno de nosotros viró por un camino: tú con este negocio, yo con el periodismo, Bernat con la gestoría familiar…aunque a todos nos seguía uniendo lo mismo: los viajes. Nos seguíamos reencontrando en cualquier refugio de montaña, los eternos jueves y, cómo no, en los viajes que, inexorablemente, organizábamos para disfrutar de la vida: Benín, Nigeria, República del Congo, Senegal…

En uno de ellos te cambió la vida y, por ende, a todos nosotros. Fue con la familia de Indo, la mamá hamer, en una cabaña de su familia, al sur de Etiopía. Allí te bebiste el primero de muchos cafés en media calabaza hueca. Allí empezaste a ser conocido como el hamer de los ojos claros.

Toni etnia hamer

El impacto fue enorme y decidiste crear Endoethiopia, el tour operador local especializado en viajes al país. Pronto me incorporé para ponerle textos a este sueño y, en el 2014, con nuestros amigos Adolfo y Carles, dimos forma a Rift Valley Expeditions. En unos años nos quedamos tú y yo solos al frente del mismo, pero de la mano de excelentes profesionales sin los que hubiese sido imposible seguir adelante. Etiopía, pero más tarde Tanzania, Uganda, Kenia, Benín o Gabón se incorporaron paulatinamente también a esta gran familia.

Este pasado 1 de marzo del 2024 celebramos juntos el décimo aniversario de este sueño. Apenas tres meses más tarde nos abandonaste en cuerpo, pero no de alma. Trabajando para una productora chilena para el programa Socios por el Mundo (a la que estaremos siempre agradecidos por su acompañamiento y humanidad), una bala maldita se interpuso entre todos los que te queríamos.

Toni productora chilena Jorge Zabaleta y Pancho Saavedra

El viaje posterior a Addis Abeba con tu mujer, tu hermano y cuñada para traer tu cuerpo, las muestras de cariño del equipo etíope y la ceremonia final en Barcelona con todos los tuyos ya son solo una anécdota. 

Porque sigues ahí, en tu estimada África. Y si durante la noche, en un poblado hamer, alguien escucha con detenimiento y devoción, intuirá a un farenji sorbiendo una calabaza hueca. Risueño. Alegre. Único. Que no tenga miedo, se trata del hamer de los ojos claros.

Texto: Rafa Martín.
Fotos: Gina Pallarès, Adolfo Benitez y Productora MkZeta.

Interacciones con los lectores

Comentarios

  1. Precioso y emotivo comentario sobre vuestro amigo. Que pena que se vayan personas tan buenas con lo que los necesitamos en este mundo. Siempre lo recordarán las personas que lo quisieron. Que siga viajando muy alto🌟

  2. Sin palabras, porque todas las has puesto tú Rafa, y porque todás las llevo días expresando en redes, en mi pensamiento y en mi corazón. Sin saberlo, porqué a veces no sabes lo que la gente puede llegar a calar dentro, hasta que se van, y entonces, se quiebra dentro, un pedacito de esa persona, con la que no podrás compartir vivencias. Però sí seguirás compartiendo recuerdos y sentimientos que te acompañaran para siempre. Toni, es parte de muchos ya, sin duda, un trocito de él nos acompañará para siempre a tantos que lo estamos llorando. A veces con lágrimas en los ojos, y a veces con lágrimas en el corazón. Sí yo ya amaba África, ahora más que nunca África és Toni. Un abrazo familia!

    • Todos lloramos a Toni, Cristina. Pero, al mismo tiempo, nos da fuerzas para continuar con los proyectos de Rift Valley más fuertes que nunca. Mil gracias. Rafa Martín.

  3. Es muy triste lo de Tony, era una GRAN persona, si dejará huella en los Hamer y resto de etnias, la delicadeza y respeto con los que trataba no es fácil de encontrar
    Seguro qué una parte de él, se ha quedado en el Omo con sus tribus
    Un abrazo lleno de ánimo para todos

  4. Tuve la inmensa fortuna de conocer a Toni en Etiopía y su pérdida me ha causado gran conmoción, el poco tiempo que le conocì fue más que suficiente para ver su gran pasión por África, especialmente Etiopía y su gran labor humanitaria.
    Un fuerte abrazo.

    • Gracias por tus comentarios, Josep Vicent. La huella de Toni en África en general y de Etiopía en particular seguirá perenne. Rafa Martín.

    • Gràcies per les teves paraules Josep. Toni era tot això i més. El món ha perdut una gran persona, però el cel dels hamers està d´enhorabona. Rafa Martín.

  5. Hola! Després de llegir aquest meravellós relat i abans d’escriure en aquest espai, ho he pensat molt. La meva amistat amb la Irene és sincera i profunda, a través d’ella, de mica en mica ens va anar descobrint a en Toni, el amor de la seva vida. Va aconseguir que també fos volgut i apreciats tots els seus valors, pel seu treball, esforç i amor cap a una terra encara força desconeguda. Només puc dir, que les persones que s’estimen mai no deixen d’existir.
    Que, al cel sia i si realment n’hi ha un més enllà, ells dos, es retrobaran algun dia.
    Mercè Carrió

    • Com bé dius, les persones que s´estimen sempre estan amb nosaltres. Toni no ens ha deixat, continúa de viatge i ajudant-nos en tots els projectes de Rift Valley. Una abraçada i gràcies. Rafa Martín.

  6. Mi mujer y yo tuvimos la ocasión de compartir con el un momento cuando coincidimos en el segundo viaje que Rafa nos había organizado a Etiopía (al desierto del Danakil)…Nos pareció una persona muy cercana y que se sentía en Etiopía como en España…Las ironías del destino hacen que los sitios y personas a las que has ayudado y por las que vivías…te quitaran la vida. Un abrazo a ti y a los que forman parte de tu proyecto. 🙏

    • Era una persona muy cercana y Etiopía su segunda casa, Enrique. Ahora sigue allí, en el cielo de los hamer, ayudándonos en todos los proyectos de Rift Valley. Rafa Martín.

  7. No conocí a Toni. Pero vi varias entrevistas realizadas por el a varios viajeros de Africa. Un tipo genial que te entusiasmaba con conocer ese maravilloso continente. Sin conocerlo y lo he sentido como si hubiera perdido un amigo. Siempre lo recordaremos.

  8. Rafa
    Sin duda Toni desde el mundo invisible los acompaña y seguirá acompañándolos en cada viaje y aventura en sus maravillosos destinos.
    Recibe y extiende mi abrazo cariñoso a toda la familia Rift Valley.
    Paz Callejas de Chile.

  9. Perdí un gran soñador, África lo llevabas en el corazón, cuantas veces te comenté el poderte acompañar en unos de esos viajes, en los que querías seguir descubriendo pueblos diferentes del sur de Etiopía. Te fuiste físicamente pero siempre estarás en mi mochila de viaje, en mi corazón. Cuando siga durmiendo bajo las estrellas en cualquier rincón de África, veré un puntito de ojos claros que me estará mirando, que me guiará en nuevas experiencias, gracias Toni por seguirme acompañando.

    • Toni no se ha ido, Ángel. Sigue acompañándonos desde el cielo de los hamer en todos los proyectos de Rift Valley. Un abrazo. Rafa Martín.

  10. Yo si tube el honor (porqué creo fué un honor), de conocer y tratar personalmente a Toni Espadas. Una gran persona, donde las haya. Tenia un carisma muy facil de identificar para los que podemos ver dentro; és un don, que se nace con él y , generalmente, no se pierde con la edad ni el paso de mil experiéncias. Me dolio mucho la noticia de su desgraciada pérdida; de hecho, todo y haber participado de la extraordinaria y descomunal despedida, todavia sigo en shoc y por momentos creo que és un mal suño, del que deseo despertar.
    Conocí mucho antes que a él, a su desconsolada compañera Irene, con quien nos une un cariño especial por por una pequeña parte de Africa; y poco a poco fuy recogiendo («espigolant») referencieas de ese gran hombre (humano) que ha sido Toni.

    • Estremecedores tus comentarios. Gracias Ángel. Toni no se ha ido, sigue de viaje en el cielo de los hamer. Un abrazo. Rafa Martín.

    • Gracias Pepe. Un relato en homenaje a Toni y con el que seguiremos nuestros proyectos en Rift Valley y su legado. Rafa Martín.

  11. Se me saltan las lágrimas cada vez que lo leo y ya van unas cuantas. La palabra es amor, puro amor por todo lo que hacéis. Toni siempre estará ahí y la familia de Rift Valley lo recordaremos para siempre.

    • Gracias por tus comentarios Antonio. Son palabras de puro amor por una persona única y que nos sigue guiando desde el cielo de los hamer en los proyectos de Rift Valley. Un abrazo. Rafa Martín.

Dejar un comentario

Descargar intinerario

Introduce los siguientes campos para poder enviarte el programa completo:

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Valor seleccionado: 0
Solicitar información
Abrir chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Hola soy Tomás de Rift Valley Expeditions
¿En qué puedo ayudarte?