Los partidos de fútbol de Rift Valley en África

De pie, a escasos centímetros de la línea de cal que delimita el terreno de juego, el espectáculo es fascinante.

En un extremo, la grada grita. Baila. Anima a su equipo. En el centro del escenario dos equipos: un etíope y otro español. Uno es una referencia del fútbol africano y el otro es un modesto equipo catalán de las divisiones más inferiores. Addis Abeba. Etiopía. Año 2014. El lugar y la fecha donde todo comenzó

Ese fue el primero de los cuatro partidos de fútbol internacionales que ha organizado Rift Valley desde entonces en el continente africano. Un ambicioso proyecto a varias bandas donde se ha combinado deporte, ruta turística y acción solidaria, esta última parte a cargo del equipo de fútbol del A.E.Ramassà, que ha sido el protagonista de todas las ediciones.

Rift Valley se ha encargado, a través de sus oficinas en los diferentes lugares del continente, de prepararlo todo.

Una aventura increíble que ha viajado por África, primero a Etiopía, luego a Benín, Uganda y Camerún.

En Etiopía se jugó contra el todopoderoso Saint George, uno de los mejores conjuntos de África y que luce orgulloso el nombre de una popular cerveza local. El partido, jugado en la capital Addis, dio paso a un viaje con los Dorze y una visita a Arba Minch y el parque nacional de Nechisar.

Al año siguiente fue el turno de Benin. Aunque inicialmente se jugaba en Cotonou, finalmente se disputó en Natitingou contra las Panthères FC Djouguou, a 40 grados pero con la ciudad y las autoridades volcadas.

Ese año, además, se visitó la tribu de Tata Somba.

En el 2016 nos fuimos hasta Uganda. Kampala Capital City Authority FC (KCCA) fue el rival en el estadio olímpico Nelson Mandela. Un 2 a 0 favorable para el conjunto local fue el resultado final. Una anécdota para un viaje que tuvo a la ONG Petits Detalls como protagonista y que también se detuvo en Kampala, Entebbe, Jinja y el Parque Nacional de Mburo.

El último viaje deportivo africano hasta la fecha organizado por Rift Valley fue en el 2017 a Camerún. El equipo catalán se las vio contra el Dragon Club de Yaoundé y la acción solidaria se hizo en la ONG Insolàfrica, ubicada en Kribi, y en Etetack, un suburbio de la capital Yaundé.

Para el año que viene el balón podría viajar hasta Costa de Marfil. Ya estamos en ello. Y es que África es también nuestro terreno de juego.

  • 97
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    97
    Shares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies