Asmara, Eritrea

Todo comenzó en el siglo XII, cuando 4 clanes Tigray llamados Gheza Gurtom, Gheza Shalele, Gheza Asmae y Gheza Sereuser se unieron para siempre. De aquella alianza nació la localidad de Asmara, que en lengua tigriña significa: “Los 4 unidos”.

Han pasado 900 años desde que aquello sucedió y hoy Asmara cuenta con más de 1 millón de habitantes, es la ciudad más poblada de Eritrea y desde 1897 la capital del país. 

Eritrea fue colonia italiana desde 1890 a 1941 y Asmara encarna la huella más indeleble de aquella colonización. Fueron ellos, los italianos, los que decidieron que Asmara se convirtiera en la capital y su influencia arquitectónica y gastronómica pronto la hizo mundialmente conocida como la Pequeña Roma

Las corrientes del Art Decó, del futurismo y del modernismo se fusionaron en una arquitectura que hoy sigue configurando las calles de una urbe en la que han llegado a vivir hasta 100.000 italo-eritreos. O como se les conoce en lengua local: hanfets

Una ciudad con un punto Frankenstein, pero que alberga en su diversidad un espíritu de convivencia cuya energía traspasa las paredes que delimitan sus calles. Históricamente, Asmara ha sido un punto de encuentro y convivencia sana entre cristianos y musulmanes. Actualmente, el 60% de la población sigue los mandamientos de la Iglesia Ortodoxa Eritrea y el 25% restante los prefectos suníes del islam.

Se trata de un mundo paralelo en el corazón del cuerno de África. Una ciudad en la que podemos encontrar platos de pasta y cafés con aromas propios de Italia, mientras decenas de clásicos Fiat Cinquecento recorren las calles, tocando el claxon, frente a emblemáticos edificios como el Cine Roma, Cinema Impero, la Catedral de San José de Asmara o la Catedral Copta de Enda Mariam.

¡Bienvenidos a la África más italiana!

Te puede interesar

Solicitar información
Abrir chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Hola soy Tomás de Rift Valley Expeditions
¿En qué puedo ayudarte?