Diez visitas que no debes perderte en Camerún

Cuando hace más de 500 años un tal Fernando Poo se adentraba con su navío en un caudaloso río africano llamado Wouri, la multiplicidad de camarones le sorprendió de tal manera que bautizó el lugar como “río dos camaroes”, apelativo que, con el tiempo daría nombre a todo un país.

El Camerún que exploró en su costa el portugués poco tiene que ver con el actual, aunque su esencia se mantiene intacta.

La variedad de ecosistemas, la multiplicidad de etnias y la diversidad cultural son algunos de los rasgos de los que puede presumir Camerún, toda una “África en miniatura”.

Nuestro consejo es que no te pierdas las diez visitas (como mínimo) más interesantes. Aquí van.

1. Las etnias del norte. Si quieres emular a Nigel Barley en el libro “El antropólogo inocente” convive con las etnias del norte de Camerún. No son los dowayo del relato, pero la visita a los dupa y a los mbororo entre los Montes Vokre y Valle del Faro, bien valen la pena.

2. El tren nocturno. Una experiencia única. Un viaje como los de antes. Ármate de paciencia y no pierdas de vista la cámara para viajar al norte desde Yaoundé hasta la ciudad de Ngaoundéré.

3. Las etnias baka y bagdeli. Los últimos ejemplos de la vida en verdadera sinfonía con la naturaleza. Expertos cazadores y recolectores habitantes de las selvas tropicales y con un sistema cultural y social ancestral.

4. Los pueblos Bamoun y Bamiléké del Oeste.Una gran riqueza natural en un territorio de volcanes extintos acoge a una región conocida por sus chefferies (palacios). Tradición y artesanía como marco cultural para conocer a los Bamoun y Bamiléké.

5. Santuario de chimpancés de Pongo-Songo. La Fundación Papaye se encarga de gestionar un santuario de chimpancés en Pongo-Songo, a orillas del río Sanaga. Un notable grupo de chimpancés, distribuidos en varias islas, habita en este lugar, componiendo una experiencia muy interesante.

6. Kribi, “el caribe africano”. Un pueblo costero con encanto. Destacan las “chutes de Lobé”, una cascada del río Lobé que se precipita al océano Atlántico. El pequeño puerto y sus playas le han granjeado la fama de “caribe africano”.

7. Parque Nacional Lobéké. Hogar para una ingente población de elefantes de bosque, gorilas de llanura y chimpancés.

8. Reserva de Dja. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1987, con uno de los bosques vírgenes más importantes del continente africano.

9. Monte Camerún. Paraíso de los amantes del trekking, cuyo punto más elevado supera los 4 mil metros de altitud. Equipado con refugios de montaña, forma parte del Patrimonio Mundial de la Geología desde el año 2022.

10. El lamidato de Ngaoundéré. El sultán y su gobierno nos pueden abrir las puertas de este edificio de principios del siglo XIX en la ciudad norteña de Ngaoundére. Más allá de entender lo que supone su entramado político y social, vale la pena pasear por la ciudad, adentrarnos en su pintoresco barrio antiguo y su mercado colonial.

Texto: Rafa Martín
Fotos: Toni Espadas y Rafa Martín

Interacciones con los lectores

Comentarios

  1. Los lugares mencionados son muy interesantes de visitar dentro de que el país todo el es digno de recorrer tranquilamente para saborearlo .

Dejar un comentario

Solicitar información
Abrir chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Hola soy Tomás de Rift Valley Expeditions
¿En qué puedo ayudarte?