Parque Nacional de Etosha, Namibia

Se trata de uno de los parques más grandes y emblemáticos del continente africano. Un espacio protegido cuyo nombre significa: Gran Lugar Blanco. La que fue antaño la tierra de los Hereros, los Khoisan y los Ovambos, sobre la que hoy caminan a paso lento los paquidermos que se han ganado una merecida fama internacional gracias a las sales y arenas con las que embadurnan sus ásperas pieles. Hablamos de los elefantes blancos de Etosha.

Guepardos, rinocerontes blancos y negros, jirafas, leones, gacelas, cebras y muchos otros mamíferos hacen de este surrealista paraíso un tesoro que merece ser protegido. En su interior la bella e inquietante cuenca de Etosha ocupa el 23% del territorio del parque nacional. Una vasta extensión de sal que atrae durante la estación seca a flamencos y pelícanos de tierras lejanas. Los mismos que aprovechan los vientos que levantan los minerales de las antiguas aguas de Etosha, para bañar de fertilidad los ecosistemas salvajes de Namibia.

Te puede interesar

Descargar itinerario

Introduce los siguientes campos para poder enviarte el programa completo:

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Valor seleccionado: 0
Solicitar información
Abrir chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Hola soy Tomás de Rift Valley Expeditions
¿En qué puedo ayudarte?