Parque Nacional de Arusha, Tanzania

El Parque Nacional de Arusha es una reserva natural ubicada al norte de Tanzania, fue instaurado como parque en 1960.  En lengua Masai Arusha “Lasura” significa “mezclarse”. Se encuentra en el territorio del monte Meru  (la segunda montaña más alta de África con 4.566 m de altitud) y del cráter Ngurdoto, un volcán extinto. En 1967, el área del Monte Meru también se convirtió en parte del parque, fue entonces cuando el nombre del parque fue cambiado a Arusha National Park. 

El parque es excelente durante todo el año para la observación de aves, y especialmente entre noviembre y abril, cuando las aves migratorias de Europa y África del Norte están presentes y las aves locales tienen su plumaje reproductivo en exhibición. Se registran hasta 400 especies de aves, una alta concentración para un área tan poco extendida. Muchos de ellos son aves acuáticas que se congregan cerca de los lagos alcalinos.

También posee un vida silvestre diversa que incluye herbívoros como elefantes, hipopótamos, búfalos, monos azules, babuinos de olivo, waterbucks, turacos, cebras e incluso ñus y leopardos ocasionalmente. Sin embargo, no hay leones ni rinocerontes debido a la caza furtiva de los años 80. El Parque Nacional Arusha también es el hogar de la población de jirafas más grande del mundo, por lo que es un gran lugar para visitar para los fanáticos de estos hermosos animales de cuello largo.

El Parque cuenta con una amplia variedad de paisajes, que van desde la sabana abierta a través de los matorrales de acacia hasta la selva tropical y, finalmente, las formaciones alpinas,

El cráter de Ngurdoto, los lagos de Momela, el bosque montañoso de las tierras altas y el escarpado monte Meru son las cuatro características distintivas del parque.

El Cráter Ngurdoto es un cráter pantanoso de 3 km de diámetro. Está habitado por una gran variedad de animales, entre ellos destacan los búfalos, los elefantes, monos, babuinos, jabalíes y una serie de diferentes especies de antílopes. El cráter está rodeado por un bosque que alberga monos colobos en blanco y negro.

Los Lagos Momella en el noreste dentro del Parque Nacional Arusha son una serie de siete lagos poco profundos que se formaron por la depresión del barro seco. Estos siete lagos son: Big Momella, Small Momella, Kusare, Lekandiro, Tulusia, Rishateni y El Kekhotoito. Lagos alcalinos con un crecimiento considerable de algas, cada uno de estos lagos tiene un tono diferente de verde o azul. Si bien el agua no es apta para beber, es posible ver una gran variedad de aves (incluidos los flamencos) y animales como gallos de agua, jirafas, cebras y dik-diks en los alrededores.

El monte Meru, una montaña sombría, conocida por los masai como OlDoinyoOrok, que significa «montaña negra», domina la ciudad de Arusha, el parque nacional y el campo circundante alzándose sobre ellos. Su última erupción menor ocurrió alrededor de 1877. Desde entonces, la actividad ha sido insignificante, con pequeños temblores ocasionales. 

El Parque Nacional Arusha es especial porque es uno de los pocos parques en Tanzania donde tienes la oportunidad de hacer un safari a pie que puede durar de 2 a 3 horas durante el cual se cruza el río Jekukumia, ideal para los amantes de la naturaleza ni hablar los fanaticos de la fotografía.

Rutas y viajes a Tanzania

Interacciones con los lectores

Leave A Comment

Contacto

Rellena el siguiente formulario y te responderemos a la mayor brevedad posible.

    Abrir chat
    1
    Hola, ¿necesitas ayuda?
    Hola soy Tomás de Rift Valley Expeditions
    ¿En qué puedo ayudarte?